19 noviembre, 2021 EOSA Consultores

Tastelab: la tecnología permite integrar los gustos del consumidor en el desarrollo de los productos

Xosé Lois Suárez nos explica cómo la tecnología de análisis sensorial permite que las empresas puedan controlar los gustos del consumidor

Para BlastingTalks – entrevistas exclusivas de Blasting News con líderes empresariales y culturales – entrevistamos Xose Lois Suárez Becerra, Client account Manager de TasteLab, una startup que utiliza tecnología de análisis sensorial para garantizar el éxito de los productos que salen al mercado, mejorando la competitividad y la calidad de los mismos.

 

Blasting News: Defina brevemente qué es TasteLab y cómo surgió la idea de negocio.

Xosé Lois Suárez Becerra: Somos una empresa de tecnología de análisis sensorial. Estamos orientados al estudio de los consumidores y de los productos para garantizar el éxito en el mercado, mejorar en la competitividad y controlar la calidad de los productos.

La idea surge de una demanda que existía en el mercado y para la que nosotros teníamos una fórmula para satisfacerla. El problema se centra en que se lanzan 13.000 nuevos productos al año y el 80 % fracasan o no llegan al año de vida. La solución se encuentra a través del análisis sensorial, pues con él se puede medir y objetivar cuál es problema y darle una solución y ahí es donde se nos ocurre crear un software de análisis sensorial, SENSESBIT, un software as a service (SaaS) para que las empresas puedan realizar sus propios estudios sensoriales de forma interna y controlar en todo momento los gustos del consumidor y evitar fracasos antes de hacer lanzamientos a modo predictivo.

 

¿Cómo surgió la idea, el nacimiento y el lanzamiento del software?

El know-how del equipo científico fundador preparó el terreno para crear TasteLab y consiguió que desde su creación se priorizara la automatización y digitalización de todas las partes del proceso del análisis sensorial, consiguiendo más sencillez a la hora de adquirir datos y el análisis de los mismos, todo ello a tiempo real.

Primero se empezó a trabajar con SENSESBIT a modo interno, y para visualizar los resultados de los clientes. La gran aceptación por parte de los clientes hacia SENSESBIT hizo que se decidiera comercializar con ella. Los beneficios que suelen destacar los clientes son el poder analizar los datos mediante la inteligencia sensorial, los gráficos interactivos, el poder disponer del software desde el navegador de Internet, la gestión del panel entrenado, el reclutamiento y la agenda de catas.

 

¿Cómo funciona la tecnología sensorial? ¿Se puede utilizar en otros sectores aparte del de la alimentación?

Disponemos de un software as a service único en el mercado internacional de análisis sensorial inteligente, SENSESBIT, que permite a nuestros clientes: planificar, ejecutar, analizar y generar informes automáticos con inteligencia artificial. La tecnología de análisis sensorial (usando a paneles de jueces entrenados y de consumidores) es una tecnología de vanguardia aplicable a la industria del consumo en general, que les permite integrar los gustos del consumidor en el desarrollo de sus productos en cualquier sector, por ejemplo en cosmética para valorar texturas y fragancias, en automoción para medir sonidos y sensación táctil.

 

¿Cómo ha afectado el Coronavirus al sector propio de su actividad y a sus previsiones de futuro?

Esta situación pandémica que vivimos nos ha hecho reinventarnos y trabajar en esa nueva línea de negocio: los kits olfato gusto métricos SENSESKIT. Una nueva línea de negocio que ya nos está dando sus frutos, estamos trabajando con hospitales y profesionales de la salud de toda España.

 

¿A qué cree que se debe el éxito de TasteLab?

TasteLab ofrece una respuesta innovadora al tejido industrial, el análisis sensorial permite a nuestros clientes anticiparse a los gustos del consumidor. Nosotros, gracias a SENSESBIT les garantizamos la felicidad del consumidor final. Ahí radica nuestro éxito y también en el hecho de que estamos en continua evolución y mejora, a la última.

 

¿Por qué diría qué TasteLab es diferente a la competencia de su sector?

Somos la primera empresa fundada en España de tecnología de análisis sensorial, nuestras fundadoras científicas atesoran más de 30 años de experiencia en el sector, apostamos de manera continua por la innovación, además disponemos de SENSESBIT, el único software a nivel mundial que ofrece informes automáticos con inteligencia artificial usando lenguaje natural. Colaboramos de forma activa con empresas punteras de todos los sectores, con universidades y centros tecnológicos, tanto en Europa como en América pues ya hemos comenzado nuestro proceso de internacionalización, todo con la intención de ser líderes y hacer líderes a nuestros clientes.

 

¿Cómo cree que será el futuro para la tecnología de análisis sensorial?

Es innegable la cantidad de nuevos productos cuando vamos al mercado. Según afirman los profesionales más reputados, los gurús del sector alimentario, la organolepsia es, junto con la sostenibilidad, el aspectos más importante en el lanzamiento de nuevos productos. En definitiva, cada vez hay más productos que responden a las demandas de un consumidor cada vez más exigente y esos productos son casi ad hoc para cada cliente, lo que se conoce como “alimentación personalizada”, que implica que con esta velocidad en el diseño y lanzamiento de nuevos productos, haya una gran exigencia en satisfacer y conocer los gustos del consumidor.

 

Entrevista para Blasting News, por Ione Juárez (artículo) y ERG (vídeo)

 

BioIncubaTech, la incubadora que apuesta por los proyectos del ámbito salud y tecnologías alimentarias

BioIncubaTech, es la incubadora de alta tecnología para el fomento de la innovación, promovida por la USC en colaboración con Uninova y la Cámara de Comercio de Santiago, y con la colaboración de la Xunta de Galicia a través de la Agencia Gallega de Innovación (GAIN) y por el FEDER.

Proyectos del sector de la salud, como tratamientos para la cardiopatía o lesiones en la médula hasta soluciones relacionadas con la covid-19, son algunas de las propuestas en las que trabajan las empresas de la incubadora, en la que hay también proyectos relacionados con la agroalimentación enfocados a dar soluciones para el sector, como mejoras en la gestión de las explotaciones o detectores de contaminación en la industria alimentaria.